Jean-Michel Jarre – Oxygene (1976)

JEAN MICHEL JARREJean-Michel Jarre, nacido en Lyon, Francia, en 1948, es el hijo de Maurice Jarre, un célebre compositor de obras sonoras. Paradójicamente, esto no lo ayudó a la hora de encontrar su vocación, dado que sus padres se divorciaron cuando él era un niño y, lamentablemente, no ha existido mucho contacto entre ambos.

En el año 1969 se integró al Groupe de Recherches Musicales (Grupo de buscadores musicales) como alumno del mismísimo Pierre Schaeffer, padre de la música concreta.

En ese período surge en Jarre la inquietud de experimentar con sonidos e instrumentos electrónicos que llegarían a constituir una nueva manera de entender la música de aquel entonces, la cual se distanciaba de todo cuanto se había podido escuchar hasta el momento. Al fín y al cabo, una de las ideas que adoptó durante su etapa de formación con Schaeffer fue que “la música no estaba formada por notas, sino por sonidos”. Este género electrónico para sintetizadores, en la que Jarre se convertiría en uno de sus máximos exponentes, supondría una atractiva alternativa al rock/pop, optando por un vehículo de transmisión basado en instrumentos electrónicos y que renunciaba además al uso de letras en pos de sonidos meramente instrumentales.

El disco que aquí presentamos es la obra más conocida de este músico. Con ella revolucionó por completo un género, el de la música electrónica, que a mediados de los ’70 era aún un terreno completamente por explorar; dotándolo de unas posibilidades comerciales y de atracción hacia el público que algunos habrían dado por imposibles unos cuantos años antes.

Jarre grabó el álbum en su casa, utilizando sintetizadores que, si bien no diferían de los usados por los grandes del krautrock u otros artistas como Vangelis, sonaban especialmente elegantes y delicados. Debido a esta calidad indudable, Francis Dreyfus, productor musical, decidió editar la pieza en seis movimientos de Jarre, contra viento y marea, teniendo en cuenta lo poco vendible que una obra así resultaba a priori. Sorpresivamente, Oxygene vendió unas 15 millones de copias y sigue siendo uno de los referentes del género.

Si bien fue Oxygene 4 uno de los temas más versionados y conocidos del género, Oxygene 2 es la real merecedora del título de obra maestra. Este tema de casi 8 minutos está dividido en dos partes, con una primera mitad cargada de efectos espaciales, y una segunda más etérea, celestial, con coros angelicales y sonidos envolventes. En mi opinión, es el mejor tema de toda su carrera. Lo único que puede estar a la altura es la épica Waiting for Cousteau, de 47 minutos de duración.

Una obra por demás pretensiosa, que se cumplió con creces, y con un misterio que la hace única.


 

Oxygene_album_cover

01. Oxygene 1 (7:40)
02. Oxygene 2 (7:39)
03. Oxygene 3 (3:23)
04. Oxygene 4 (4:04)
05. Oxygene 5 (10:25)
06. Oxygene 6 (6:25)

(MP3 @ 320) — MEGA

Password: www.thetimeisdead.com


 

sweetheartagram

I've seen you smile but I've never really heard you laugh

More Posts