Los 7 Delfines: L7D (1992)

l7d_press_03Luego de una significativa desaparición de este blog por motivos de estudio, regreso en el día de hoy (con gloria o sin ella quedará a criterio de ustedes).

Hace un tiempo me tocó escribir sobre el desafortunado segundo disco solista de Richard Coleman,  y tiempo después acerca de Fricción. En esta oportunidad, presentaré el disco debut de esta agrupación, en la cual sugiero que estén atentos debido a que se publicará toda su discografía post a post. Sí, soy muy buena, y por ello trato de subir material que es algo difícil de encontrar en la web.

Los 7 Delfines ha sido una banda de culto, resistente al paso del tiempo, vanguardista y que nunca le interesó llegar al mainstream. Es una de las bandas más representativas de la escena under Argentina de los ‘90, con un líder como Coleman que, como he dicho en otro post, ha sido un adelantado en la imágen y sonido dark en este país. En 1990 alcanzaron notoriedad con el premio de banda revelación a pesar de no haber grabado ningún disco de manera oficial. Su primer material se grabó recién en 1992, en el estudio Supersónico, propiedad de Soda Stereo y con la impecable producción de Gustavo Cerati. Musicalmente es un disco perfecto, con muchos matices y un puñado de canciones más que memorables.

Este material publicado hoy día sigue siendo su mejor marca, aún con buenos discos editados a posteriori.  Puede ser visto como un clásico primer disco, de ésos que reúnen las canciones que un grupo viene trabajando con tiempo desde su gestación hasta pisar el estudio por primera vez. Podría destacar varios momentos, pero desde mi perspectiva todo el disco es muy bueno. Los golpes de batería de Braulio Aguirre le dan comienzo al que fue su corte de difusión, hoy un clásico, “Dale Salida”, para preparar el camino a la que tal vez sea la versión definitiva de “Post Crucifixión” de Pescado Rabioso, el cover mejor logrado nacionalmente hablando. En el entreteijdo demoledor de guitarras, nombramos a “Never Du Nozin”, una de mis dos canciones favoritas del disco:

“…como al azar el brillo de algún gris, despide la noche, tan bella es la noche.”

Otra de mis canciones favoritas, que le otorgan el climax al disco, es “Musgo Sobre Oro”, cantada/recitada por un fantasmal Horacio “Gamexane” Villafañe (quien aportó su aspecto punk  en las canciones “Es tan celosa” y “Amo la noche”). Temas como “Travesía” y “La Ronda” no se quedan atrás, las cuales demuestran la influencia de Coleman por los poetas malditos de la literatura europea.

El arte de tapa interno y externo fue desarrollado por Sony Music, sin participar la banda en ello. Cabe destacar que aparte de su rol de productor, Gustavo Cerati también participó en el disco como músico, aportando su guitarra y los coros en el tema “Travesía”.

Uno de los mejores discos de rock argentino, que desde mi gusto personal, no son muchos.


 

l7d-los-7-delfines-cd_MLA-O-100213760_4022

01. Dale salida
02. Post crucifixión
03. Never du nozin
04. Tu orden
05. Florextrema
06. Musgo sobre oro
07. No es simple
08. Es tan celosa
09. Travesía
10. Amo la noche
11. La ronda
12. Árboles
13. Ni una vez más

(MP3 @ 320) — MEGA

Password: www.thetimeisdead.com


 

sweetheartagram

I've seen you smile but I've never really heard you laugh

More Posts

  • http://untestparairalespacio.blogspot.com Hugo

    ¡Gracias!

  • Pedro

    Muy bueno!!!!!! Hace rato lo estaba buscando