Faith No More: Angel Dust (1992)

Faith No More 2Roddy Bottum le quiso poner “Polvo de ángel”, no sé por qué. Sólo quiero que sepan que si se llama “Polvo de ángel” no tiene nada que ver conmigo”. Con estas palabras textuales del guitarrista Jim Martin comenzamos la review. Y una especial: La primera del 2014.

¿Y entonces por qué el nombre “Angel Dust”?: Según el tecladista Roddy Bottum (como bien dijimos, el que ideó el nombre), “Es un nombre hermoso para una droga realmente horrible”. Y el arte de tapa (y contratapa) también refleja esta idea, de ser horroroso (la carne y la vaca colgando de un gancho de carnicero) opuesto a algo hermoso como la garza de la tapa.

Esta combinación resultado de mezclar lo hermoso con lo horrible es un poco lo que nos da “Angel Dust”. Belleza y horror en iguales medidas.

Es bien sabido que el éxito para Faith No More llegó con su disco anterior en el ’89, “The Real Thing”, gracias a los clásicos Epic y Falling to Pieces. Ahora bien, tras la gira y la fama repentina, el enorme Mike Patton (alias Señorquehaceloquequieraconsuvoz), volvió con su banda original, desde la secundaria, Mr. Bungle (recordamos que ya tuvimos su respectivo post anteriormente) para grabar su álbum homónimo, y primero para Warner Bros. El resultado de ese disco fue algo totalmente enfermo, 74 minutos de caos, funk, metal, letras asquerosas y demás.

Claramente, la grabación de “Mr. Bungle” tuvo su efecto bien marcado en “Angel Dust”. La banda se empezó a inclinar más cerca del rock duro, dejando de lado mucho del funk de “The Real Thing”, pero a la vez también comenzó a usar menos solos de guitarra, lo que hizo que la relación con Jim Martin se fuera poniendo fea, hasta que eventualmente el barbudo se fue un año después. En pocas palabras, la banda tiró a la basura el método de composición y el estilo de “The Real Thing” y se convirtieron en un nuevo Faith No More.

A pesar de ser una real obra maestra, “Angel Dust” es decididamente anticomercial, salvo sus dos (o tres hits), que a la vez son de los puntos claves del álbum. Primero, y yo diría que es la mejor canción de la historia de la banda, es la insuperable “Midlife Crisis”, donde Patton saca a relucir su magia, con la base de la genial batería de Mike Bordin, el fondo sintético de teclados de Roddy y como siempre, el alma de la banda, Billy Gould, aportando su bajo clásico.

¿Y qué decir del estribillo del tema?…. “Eres perfecta, es cierto. Pero sin mí eres sólo tú. Tu corazón menstruante no es suficiente para dos”. Es increíble que algo que suena tan asqueroso, Mike Patton haga que sea grandioso. La canción, a tono con lo anteriormente expuesto, empieza sonando extraña, pero como el disco en sí, cambia todo sin que uno lo espere.

El otro corte de éxito fue A Small Victory, con un video ya clásico que rotaba mucho en la MTV de aquellos años. Según la describieron los miembros, la canción era quizás la más “amistosa” para las radios, y por eso quisieron complementar con un video elegante, contrario al tema. Y si bien es cierto que el tema es más accesible que el resto de “Angel Dust”, hay partes del mismo que suenan realmente agresivas.

“Angel Dust” es uno de esos discos que no necesita apoyarse en dos o tres ‘hits’ para trascender ni para ser un álbum íntegro. Esto es gracias a que el resto del disco tiene vida por si mismo. Canciones como la agresiva Caffeine, por ejemplo. Patton, para explicar este tema (y Land of Sunshine) comentó que ambas surgieron gracias a un experimento de privación de sueño, durante el cual recorrió las partes más oscuras y feas de la ciudad, pasando por bares de mala muerte, observando todo tipo de escenas desquiciadas. Y desquiciado es un adjetivo totalmente acertado para Caffeine, que está dotado de una letra que no suena a nada que hayan escuchado antes. Son un montón de frases que aparentemente no tienen nada que ver con nada:

“El mundo espera una pose perfectamente natural –relajado– // Untándose en cemento fresco y jurando que nunca –te atraparán”

“En tu punto más débil, tallado en piedra // Estamos congelados aquí, dando un vistazo”

“CASI, charla amistosa, CAFEÍNA”
“Pero es muy fácil para tí. Si, siempre hay algo. ¿Tenés algo para decirme?. Dí algo. lo que sea…. // Te estoy advirtiendo. Te estoy jodiendo // Tranquilo, es sólo una etapa. Vas a salir // Cree en todo lo que te digan // Ya no es divertido. Es la cosa que más odias. La cosa que odias. CASI”
[En el librito del CD, la letra del tema aparece asi, con las — incluidas, y así también con las mayúsculas aparentemente aleatorias]

[esta versión en vivo es fulminante, aún más enferma. Patton es Dios, déjenme de joder]

Claramente no tengo la mínima idea si tiene algún sentido, pero creo que eso es una parte importante a la hora de escuchar “Angel Dust”: No esperar lo ‘seguro’ ni algo ‘normal’, sino que acá las cosas pasan de algo duro a una canción como RV, que honestamente a primera oída suena a que es un chiste, pero tiene sentido dentro del disco. Casi no es cantada, sino ‘recitada’, con un Patton sonando como si estuviera literalmente tirado en un sofá totalmente borracho, diciendo lo primero que le viene a la mente.

“¿Dónde están los chicos?, no sé. En el cuadro de honor, en la cima del mundo, drogados, o con libertad condicional” // “Es momento de que tenga una charla con mis hijos, y decirles lo que me dijo mi padre: Nunca van a llegar a nada”

Este tema aporta un toque de humor, justamente entre Midlife Crisis y la agresiva Smaller and Smaller.

No es mi estilo hablar “canción x canción”, pero realmente “Angel Dust” lo amerita, porque está lleno de excelentes temas. ¿Cómo no sentirse totalmente extraño al escuchar un tema como Be Aggressive?. ¿Cómo no imaginarnos lo que sentía Patton al cantar una letra que habla del sexo oral masculino? (la letra la compuso Roddy, que es gay). Un tema totalmente alegre musicalmente, mezclado con la letra que, esta vez, no es nada inentendible: “Eres el maestro, y la voy a recibir de rodillas”; y por supuesto y con insistencia, “Yo trago, yo trago, yo trago”

Y ya llegando al final del disco nos quedan otros dos tremendos temazos: La alegremente titulada Crack Hitler, que es uno de los temas más complejos del disco, bien pesada, pero a la vez con mucho funk, aunque la voz pueda ser molesta en principio porque parece estar saliendo de una radio mal sintonizada, aunque el bajo te distrae concentrándote en la música.
Y luego tenemos Jizzlobber, que es quizás el único punto del álbum en el que Jim Martin puede lucirse (de hecho, lo compuso él) con una guitarra bien heavy, y Patton sonando como una fiera suelta, a los gritos limpios, “Sonrisas, moretones, sonrisas, moretones”. Y si escuchamos bien el tema vamos a descubrir que siguieron un montón de bandas que trataron de imitar parte de este sonido y esa voz versátil incomparable.

Y es así, además de ser un disco clásico, su influencia en el metal de mediados de los 90 es indudable: El bajo de Korn capaz no sería lo que es sin Billy Gould, Chino Moreno claramente escuchó mucho a Patton, y así podríamos seguir…. Pero, como siempre, creo que ya me extendí hasta el límite de lo tolerable.

Así que les digo, bajenlo ya y entren a la “Tierra del sol”


 

Faith No More - Angel Dust

01. Land of Sunshine (3:44)
02. Caffeine (4:28)
03. Midlife Crisis (4:21)
04. RV (3:43)
05. Smaller and Smaller (5:11)
06. Everything’s Ruined (4:33)
07. Malpractice (4:02)
08. Kindergarten (4:31)
09. Be Aggressive (3:42)
10. A Small Victory (4:57)
11. Crack Hitler (4:39)
12. Jizzlobber (6:38)
13. Midnight Cowboy (4:12)

(MP3 @ 320) — ZIPPY
(MP3 @ 320) — MIRRORCREATOR

Password: www.thetimeisdead.com


 

thetimeisdead

I don't feel alright in spite of these comforting sounds you make

More Posts

  • sebas_benve_666_91@hotmail.com

    capo, el password no sirve

    • thetimeisdead

      Lo acabo de probar y anda perfecto. Fijate de no dejar ningun espacio al final.