John & Yoko: Life with the Lions (1969)

vintage-beatles-poster-john-lennon-yoko-ono-war-is-over-74585thetimeisdead sigue demostrando ser el único blog que tiene huevos para poner los discos que nadie quiere!. Y nada mejor que el piedrazo del día para disfrutar con todo el fin de semana largo!

Bueno, lo anterior fue un poco en serio y un poco en broma, pero es EVIDENTE que el valor de este disco reside sólo en que fue editado por un Beatle. Y por el más experimental de los 4.

Claro que la cosa es asi: Quizás sin la compañía e ideas de Yoko Ono, John Lennon nunca hubiera hecho algo similar. Porque mal que les pese a muchos, Yoko fue la gran guía en la vida de John (luego de su madre Julia y la tía Mimi, creo yo). Y yo no creo como una gran parte de la gente en que Yoko separó a los Beatles y sacó el lugar de Paul en la pareja compositiva con John, sino que fue un proceso que se fue dando gradualmente, principalmente porque entre los mismos Beatles no se bancaban.

Y John encontró en Yoko esa salvación al caos en el que se estaba volviendo el estudio con los demás. Aun a pesar de las críticas de todos (y esto si me parece desubicado), John empezó a llevar a Yoko a los ensayos y las grabaciones de los Beatles, lo que si puso el clima bien calentito.

Para que quede bien clarito que lo de ellos iba en serio, en 1968 editaron la primera parte de la ínfame trilogía “Música Inconclusa” con el controvertido “Two Virgins”…. Claramente al disco todo el mundo lo conoce por su tapa de ellos desnudos, pero un muy pequeño porcentaje realmente se animó o soportó escuchar el disco en sí. Pero siendo honestos, el álbum tampoco era la gran cosa. Fue algo que sonaba totalmente hogareño, sin sentido, sin preocupaciones, ruidos, voces perdidas…. etc.

En sí, la serie “Unfinished Music” fue una forma de dejar registro de la vida de John & Yoko juntos, y según John “(…) fue una forma de expresión, de la misma manera en la que se expresa un niño (…) y lo que tratamos de decirle a la gente fue ‘hagan su propia música'”

Aunque realmente catalogar de música estos más de 60 minutos es bastante arriesgado (por decir lo menos)

Y la cosa arranca realmente divertida. Imaginen qué fuerte es ver la lista de temas y ver que uno de ellos dura 26 minutos…. Ah la flauta!, ¿qué es esto? ¿Rock sinfónico?. No mis amigos…. Esto es una piedra importante, aún peor que los momentos más bajos del rock sinfónico. Y los que saben de qué va esta primer canción me van a entender. Cambridge 1969 empieza con una tímida Yoko que dice “ehhm, esto es una pieza llamada Cambridge 1969…” y luego…. IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII, todo se va al carajo!. Y lo peor del caso es que esto fue grabado EN VIVO!. Si amigos, EN VIVO!. Había gente presenciando este momento, y sufriéndolo. Realmente, yo aprecio el disco y en cierta forma me da satisfacción tenerlo en mi colección, más que nada por valor histórico. Soy bastante piedrero y me animo a darle a porquerías díficiles, pero Cambridge 1969 está a otro nivel. O sea, piensen que si el disco “Fly” de Yoko les pareció infumable, esto es mucho más violento. Es Yoko gritando al mango, con John de fondo sólo tirando feedback de guitarra. Arte conceptual al mango. Una total falta de respeto y patada en las pelotas al oyente…. Una tortura perfecta para los nazis. [lo mejor del caso es que lo estoy escuchando mientras escribo!]

…Y si después de 26 minutos tienen aire para seguir, lo que sería el lado B es como una suite “conceptual”. Todo grabado en el hospital donde internaron a Yoko luego de perder un embarazo.

El primero de los temas es No Bed for Beatle John: Yoko leyendo diarios contando la historia de la tapa de “Two Virgins” y los detalles de que en el hospital, justamente, no había cama para John mientras cuidaba a Yoko (detalle que se observa en el arte de tapa).

Luego tenemos Baby’s Heartbeat, y es lo que su nombre indica. Una grabación de los látidos y palpitaciones de quien iba a ser John Lennon II (al menos es algo emotivo)

En tercer lugar está el mejor tema del álbum, Two Minutes Silence, que nuevamente es lo que su nombre indica. Un tema de dos minutos de silencio absoluto que sirven de homenaje al hijo que no pudo nacer (y extensivamente a John Cage con su obra 4’33”)

Y el último es quizás el tema más inbancable del lado. Radio Play son 12 minutos de sonidos de radio que van y vienen, y casi no se logra discernir nada. Apenas en algún momento se lo escucha a John en el fondo hablando por teléfono.

Y luego hay dos bonus tracks que ni siquiera los recuerdo.

Pero en fin… No es un disco musical. Es como una especie de “diario” si se quiere. Y no hay hits ni clásicos. Esto hay que tomarlo como es: Una forma de expresión, casi como el famoso grito primal del que tiempo después hablarían John & Yoko. Por lo menos creo que hay que escucharlo una vez. El hombre que era capaz de escribir las mejores canciones del mundo también tenía este lado adentro. Y eso es lo que lo hace a John un grande entre los grandes. Nunca le importó lo que dijeran de su relación con Yoko. John siempre hizo lo que quiso, sin deberle nada a nadie.

Y para terminar, cito las palabras del gran Charly García: LA VANGUARDIA ES ASÍ

—————————————————–

life-with-the-lions

01. Cambridge 1969 (26:31)
02. No Bed for Beatle John (4:41)
03. Baby’s Heartbeat (5:10)
04. Two Minutes Silence (2:00)
05. Radio Play (12:35)

CD bonus tracks:

06. Song for John (1:29)
07. Mulberry (8:47)

—————————————————–
(MP3 @ 320) — ZIPPYSHARE
(MP3 @ 320) — MEGA

Password: www.thetimeisdead.com

thetimeisdead

I don't feel alright in spite of these comforting sounds you make

More Posts