Keith Emerson, 1944-2016 / Brain Salad Surgery (1973)

KeithEmersonFrancamente odio hacer estos posts “Obituarios”, “homenaje” o como quieran llamarlos… Pero desde que empecé con el blog ya han fallecido varios ídolos musicales de quien escribe. Y casi que me veo obligado a hacer uno.

Y es con una gran tristeza que me pongo a redactar unas líneas sobre uno de mis máximos héroes musicales: Keith Emerson. Sin lugar a dudas, el rey incomparable y único de los teclados y los sintetizadores. Porque más allá de que siempre haya críticos que renieguen e insulten a Emerson, Lake & Palmer, la influencia y el legado que dejaron va mucho más allá de sus discos clásicos.

Emerson siempre fue el que traía la parte “clásica” a la banda, introduciendo cosas de Bartók, Mussorgsky, Ginastera, Bach… Y a todas las obras de sus ídolos, Keith Emerson les agregaba su tono rockero. Y no por nada ELP fueron los padres y máximos exponentes del Rock Sinfónico en toda la historia.

Es una pena haber perdido a una figura tan grande y legendaria del Rock. Pero la verdad es que Keith estaba enfermo y perdiendo la habilidad de tocar el teclado, y la depresión que tenía evidentemente lo llevaron a la decisión de quitarse la vida el pasado día Jueves. Fue uno de esos momentos duros de digerir, cuando uno no espera algo así, casi como lo Bowie.
Y creer o reventar, una semana antes, había comprado los primeros cinco discos de ELP en primeras ediciones en CD… Justamente venía de hacerme un festín con su música, volviendo a descubrir joyas como el primer disco, reventando “Tarkus” a todo volumen, disfrutando la creatividad de “Pictures at an Exhibition”… En fin, siento una gran tristeza.

Pero la mejor forma de recordar a alguien que nos hizo feliz con su música, es disfrutando de sus mejores momentos. Y creo que “Brain Salad Surgery” es el momento cumbre de la obra de Emerson, Lake & Palmer. Un disco que muestra todos los excesos por los que fueron conocidos. ELP no era una banda que hacía las cosas por la mitad. No. Los muchachos se ponían e iban por todo. Y la primer muestra de eso la tenemos en el clásico que abre el álbum. Y todos sabemos que me refiero a Jerusalem. Una reinterpretación de un himno británico, casi o más famoso aún que God Save the Queen. Y una muestra de la innovación de Emerson es la inclusión, por primera vez en disco, de un sintetizador polifónico.

Y luego, el tema que sigue, es realmente diabólico. Keith nos lleva a través de una reinterpretación del cuarto movimiento del Concierto para Piano #1 de Alberto Ginastera. Y a pesar de que la canción respeta un poco el patrón del original, Keith le da otra vida (aunque no debemos olvidar el movimiento compuesto por Palmer, para batería electrónica). Se siente que Keith y toda la banda tocan el tema con pasión, convirtiéndolo en algo propio, con un sello que apenas damos play sabemos que se trata de ELP.

Y por supuesto, no puede existir una reseña de “Brain Salad Surgery” sin hacer mención al mamut de 30 minutos, llamado Karn Evil 9. Originalmente, el tema ocupaba todo el Lado B y 9 minutos del lado A del viejo vinilo. O sea, ya imaginen la idea enorme de la banda para expandirse tanto… Es como que los primeros 4 temas del disco son sólo una “entrada”, y el plato fuerte es Karn Evil. La canción (en su primera parte) cuenta la historia del mundo, desde el origen, paseando por una especie de circo o carnaval (el karn evil), llegando al futuro, donde se muestran “restos” del mundo antiguo, y donde ya no existe la maldad. En la segunda “impresión” tenemos el único registro vocal de Keith en un disco de ELP, aunque es sólo una frase acelerada, que dice algo así como “Daddy let’s go to see the carnival). Y el climax llega en la última impresión, en la que se da una guerra entre humanos y computadoras, y el resultado de la batalla es discutible… Hay quienes dan por ganadores a los humanos, otros a las computadoras… En fin, bastante loca la parte final del tema, pero es un climax perfecto para los 30 minutos de la obra maestra de la banda.

Y para que el disco tenga el carácter mítico que tiene, nos falta la tapa: Fue diseñada por el gran HR Giger, años antes de Alien. Resulta que el buen Giger usó de modelo a su esposa, aunque la reemplazó por una calavera en la tapa, y al abrirla se ve a la mujer completa, con pelo alienígena, heridas, un simbolo del infinito, marca de una lobotomia, un falo (que está difuminado en la tapa porque sino se pudría todo)… En fin, un disco tan volado tenía que tener una tapa así, a tono, totalmente enferma.

Voy a extrañar mucho a Keith, y seguro ustedes también. Pero nos ha dejado mucho material para que podamos disfrutar por siempre. Y “Brain Salad Surgery” es su punto más alto.


 

Keith-Emerson-large_trans++eo_i_u9APj8RuoebjoAHt0k9u7HhRJvuo-ZLenGRumA

Que el Rey descanse en paz. Gracias por tanto, Keith.


R-1080334-1300913763.jpeg

01 • Jerusalem (2:44)
02 • Toccata (7:22)
03 • Still… You Turn Me On (2:53)
04 • Benny the Bouncer (2:21)
05 • Karn Evil 9: 1st Impression Part 1 (8:43)
06 • Karn Evil 9: 1st Impression Part 2 (4:47)
07 • Karn Evil 9: 2nd Impression (7:06)
08 • Karn Evil 9: 3rd Impression (9:03)

Total: 44:59

MP3 320 — MEGA
Password: www.thetimeisdead.com


 

thetimeisdead

I don't feel alright in spite of these comforting sounds you make

More Posts